Ejerciendo en las áreas de West Palm Beach, Ft. Lauderdale y Sunrise, FL

Si ha sufrido lesiones o ha resultado herido en el trabajo en Florida, probablemente tenga muchas preguntas: ¿Cómo funciona el proceso de compensación de trabajadores? ¿Cuáles son mis derechos? ¿Puedo elegir mi propio médico? No tome ningún riesgo tratando de llevar su reclamación usted solo. Contrate un abogado con experiencia especializado en compensaciones a trabajadores como David M. Benenfeld

David Benenfeld ha escrito un nuevo informe sobre la compensación de trabajadores en Florida llamado:  “Hurt on the Job — What Are My Rights?” – Herido en el Trabajo, ¿Cuáles son mis Derechos? – Pida una copia gratuita llamando a nuestra oficina en el (954) 520-7943 .

Ha resultado herido en el trabajo y probablemente se siente sobrepasado. También puede estar preguntándose cuándo (o si) recibirá dinero mientras se recupera o incluso si recibirá atención médica por las lesiones que ha sufrido.

El sistema de Compensación de Trabajadores de Florida supuestamente se activa cuando usted resulta herido. El asegurador del Seguro de Compensación Laboral debería darle todas las prestaciones a las que tiene derecho automáticamente según la ley. Desafortunadamente, a pesar de que esto es lo que la ley pretende, la noción de que la ley se activa automáticamente simplemente no ocurre como debería.

Para empezar, una vez resulta herido, y presenta una reclamación, ésta será manejada por la compañía de seguros. Es importante recordar que la persona encargada de su reclamación trabaja para la compañía de seguros, no para usted. Su cliente no es usted, sino su empleador. Dicho de manera más simple, ellos trabajan para su jefe. ¿A quién cree que quieren complacer, a usted o a su jefe?

De todos los tipos de seguro, los reguladores de las compensaciones de trabajadores son tristemente conocidos por rechazar reclamaciones para tratamientos necesarios, o por declarar gastos legítimos como “innecesarios” o “fuera de su responsabilidad·.

La mayor parte de las políticas de compensación de trabajadores requieren que la parte lesionada realice una consulta médica , lo que puede parecer razonable, pero muy frecuentemente, estos médicos son pagados por las mismas compañías de seguros. Normalmente recomiendan lo que se conoce como tratamiento paliativo.  Esto es básicamente el tipo de tratamiento menos caro y efectivo al que pueden optar. La meta de esto es tratar los síntomas opuestos a los de la lesión real, lo que consigue dos cosas para la compañía de seguros: primero, cubre su obligación legal de “hacer algo” sin necesitar tratamientos más costosos y efectivos. Segundo, les da tiempo, la herramienta más importante que poseen las compañías de seguros.

Una compañía de seguros tiene el lujo de poder esperar. Un trabajador lesionado no. Las facturas médicas, pagar la hipoteca, alimentar a una familia, son costes reales que pueden colocar a un trabajador rápidamente bajo un riesgo financiero latente, particularmente si la lesión es de las que les impide conseguir otro empleo. El tiempo no es algo que un trabajador medio tenga.

Retrasar y discutir cada reclamación también otorga a las compañías de seguros mucho tiempo para contratar investigadores privados. Aunque pueda sonar exagerado e incluso paranoico, tenemos mucha experiencia tratando con ellos. Es su trabajo vigilarle mientras hace algo que pueda darle a la compañía de seguros otra razón más para cancelar sus prestaciones. Algo que pueda parecer no importante como no cojear lo suficiente puede ser usado contra usted. Descubrir a personas en situaciones que beneficien a la compañía de seguros es un gran negocio para investigadores privados. Es una parte de su trabajo tan beneficiosa que hasta se han publicado manuales de texto sobre este tema.

Los investigadores no solo vigilan a los trabajadores, también fisgan en sus antecedentes, buscando cualquier cosa que pueda impedir que consigan sus prestaciones. Si ha estado haciendo pesas regularmente, o jugado a fútbol con sus amigos los fines de semana, entonces, de acuerdo con la compañía de seguros, quizás sea la razón por la que usted se lastimó su espalda y no la lesión que ha sufrido en su trabajo. Las aseguradoras se toman sus beneficios muy en serio, y siempre buscan cualquier motivo por el que minimizar su responsabilidad.

Otra táctica de una compañía de seguros es ofrecer una suma inapropiada a los receptores de la compensación de trabajadores. Demasiados trabajadores se cansan del papeleo constante y de las acusaciones, así que estos acuerdos son vistos como una bendición. Pero la oferta inicial para una suma global normalmente es mucho menor que lo que necesita el trabajador lesionado, y aceptar este acuerdo sin un abogado que luche por sus derechos puede resultar en un desastre.

Las compañías de seguros tienen enormes maquinarias de relaciones públicas que dan al público la percepción de que la mayoría de las reclamaciones por compensación de trabajadores están basadas en fraudes y engaños. Vemos los resultados en la televisión y en nuestros periódicos casi todos los días. A pesar de ser una de las industrias más rentables del mundo, las compañías de seguros se quejan sobre los “litigios frívolos” que las conducen a la bancarrota e incrementan sus tasas casi cada año, a pesar de que sus razones para hacerlo tienen que ver poco con esos “litigios frívolos” y, sin embargo, tienen todo que ver con sus inversores y con los informes anuales de beneficios.

Los reguladores del Seguro de Compensación de los Trabajadores pueden aprovecharse de lo que usted desconoce. Por esta razón las víctimas de lesiones relacionadas con el trabajo deben siempre consultar a un abogado con experiencia para asegurarse de que están siendo tratados con justicia. En South Florida, ese abogado es David Benenfeld.

Si ha resultado herido en un accidente relacionado con el trabajo, su intención probablemente sea recuperarse lo antes posible para volver al trabajo. Para eso se supone que existe la compensación de los trabajadores. Tristemente, en estos días ocurre la primera perspicacia para que la aseguradora pueda poner fin al contrato.  David Benenfeld conoce las tácticas de las compañías de seguros, conoce a los médicos, conoce como trabajan los investigadores, y conoce lo que le cuesta a usted conseguir la indemnización y el tratamiento que se merece.  Y tristemente para sus clientes, las aseguradoras le conocen. Durante más de una década de experiencia en lesiones personales, David Benenfeld se ha hecho un nombre y ha conseguido ser un abogado respetado por los lesionados a ojos de las aseguradoras, y se toman las necesidades de sus clientes muy en serio. Tiene como prioridad ayudar a los trabajadores lesionados a obtener un acuerdo por una suma global  que sea justa para el trabajador en lugar de ser conveniente para las aseguradoras. También tiene como prioridad conseguir atención médica, obtener dinero para las víctimas mientras se recuperan, y conseguir transporte para que el trabajador herido acuda a sus citas médicas.

Si ha resultado herido en un accidente relacionado con su trabajo, o sufre una enfermedad resultante de sus condiciones laborales, el despacho de abogados de  David Benenfeld le puede ayudar. Si descubrimos que usted está siendo justamente tratado por su aseguradora, se lo diremos. Si no es así, haremos todo lo que podamos para corregir esta situación.  Contacte se con David Benenfeld, un abogado experimentado de la Florida, al (954) 520-7943 or (954) 520-7943 hoy mismo para asesoría legal.